ozonizador « Ozonizador

top
top

Ozonizador

  • Esclerosis cerebral
  • Mal de Parkinson
  • Carcinomas
  • Trastornos en la circulación
  • Cistitis
  • Cirrosis hepáticas
  • Hepatitis
  • Enfermedades de vesícula
  • Reuma
  • Artrosis
  • Poliartrosis
  • Hernias discales
  • Tromboflebitis
  • Varices
  • Gangrena
  • Úlceras
  • Síndrome de Intestino Irritable
  • Eczema, fisura y fístula anal
  • Problemas de visión (en especial, cataratas)
  • Infecciones
  • Hongos
  • Herpes
  • Problemas dermatológicos en general

La ozonoterapia es un conjunto de técnicas que aprovechan al máximo los beneficios del gas ozono sobre el organismo. Sus virtudes son muchas y muy variadas, y es por eso que suele aplicarse para tratar todo tipo de afecciones.

El ozono estimula a los glóbulos blancos, mejorando las defensas naturales y ayudando a prevenir infecciones y ciertos tipos de cáncer; por eso, es un gran antioxidante e inmunomodulador. También actúa sobre los glóbulos rojos al incrementar la liberación de oxígeno, lo cual beneficia al sistema circulatorio y mejora la función celular. Por otra parte, es un poderoso germicida: combate virus, hongos y bacterias. Puede decirse que el ozono mejora el metabolismo en forma general.

Otra de sus propiedades es la capacidad de estimular la producción de anticuerpos, a partir de fragmentos de virus parcialmente destruidos. Además, mejora la protección contra el posible contagio de enfermedades; esto se debe a que promueve una mayor agresividad en los leucocitos. En este sentido, cabe destacar que el ozono actúa sobre cualquier tipo de agente externo, ya que no puede ser inhibido por ningún sistema enzimático.

Además, por su acción sobre la piel como un potente activador celular, el ozono tiene grandes aplicaciones en el campo de la estética: existen cremas para celulitis, antiinflamatorios y protectores solares que aprovechan sus virtudes.

En la ozonoterapia, el ozono es combinado con oxígeno a través de una descarga eléctrica. Con este método es posible obtener un gas con la concentración de ozono adecuada para la patología específica que se desee tratar. La fórmula penetra en la sangre y los ácidos grasos insaturados se convierten en ozónidos y luego en peróxidos; esta reacción favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.

La ozonoterapia es una medicina natural que no genera reacciones adversas con otros tratamientos, por lo cual puede ser aplicada en conjunto con fármacos específicos.

Los tratamientos ofrecen resultados reales, son accesibles en términos económicos e insumen poco tiempo (aunque la cantidad y duración de las sesiones varía en cada caso). Además, es bueno recordar que, dentro del organismo, el ozono se transforma en oxígeno y no deja residuos: es un gas inestable, que se descompone fácilmente a una velocidad que obedece a la temperatura.


Existen muchas formas de aplicar la combinación oxígeno-ozono:

  • Local. Se coloca una campana de vidrio o una bolsa plástica alrededor de la zona afectada del cuerpo.
  • Intraarterial
  • Subcutánea
  • Intramuscular
  • Por hemotransfusión. Se extrae una muestra de sangre, se le agrega el gas y se la vuelve a inyectar.
  • Por insuflación rectal. El gas se aplica en forma de enema.
  • Mediante cremas. En contacto con el cuerpo, el ozono se transmite al organismo.

Cómo verás, la ozonoterapia tiene enormes ventajas y es absolutamente natural. Sin embargo, se desaconseja en casos de infarto cardíaco, intoxicación alcohólica, alergia al ozono y embarazo, debido al aumento de presión arterial que genera.



top

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora
 bottom